Comida y paseo por Luganville

Luganville_Unity Park

Después del snorkelling en el Million Dollar Point, Jeremías nos llevó a ver cuatro cosillas para justificar el “half-day tour”. En primer lugar los barracones americanos de la Segunda Guerra Mundial, que algunos vanuatenses usan aún para vivir, como almacén o como cocina. Se trata de los barracones que se ven en las películas sobre la contienda, esos que parecen medio bidón de petroleo tumbado. Continue reading

Million Dollar Point, 2 de 2

MDP_submarino

El tiempo no era bueno, el mar estaba un poco movido pero había un grupo de submarinistas listos para entrar. Sabíamos que no sería ni tan sencillo ni tan bonito como con un mar en calma y un sol radiante, pero era la única oportunidad para nosotros, así que nos echamos al mar. Yo no lo vi del mismo modo, pero la pluma invitada de Irukina nos lo cuenta así: Continue reading

Suva 1 de 2: llegada y paseo

suva

A pesar de la horrible noche que pasamos en Sigatoka, a las 7:30 ya estábamos saliendo del hotel para ir a la estación de autobuses. Pasamos por el mercado y compramos dos hojaldres de cordero y un par de magdalenas en la misma panadería del día anterior. En total nos costó 3,60 FJD (1,48 €). A las 8:15 ya habíamos subido a nuestro autobús a Suva. Partimos sin más. Continue reading

Los hoteles de Sigatoka

Sigatoka_Bridge

Ese día nos tocó madrugón: 5:55 AM. Antes de las 6:30 ya estábamos en la terraza del hotel Horizon para tomar algo de desayuno, que empezaba a esa hora, antes de ir a la estación de autobuses. Por mi parte, tuve que ir al Smuggler’s para hacer el check-out, ya que la recepción del Horizon no abría hasta las 7:00, y Amaya se quedó guardando las mochilas y preparando las tostadas. Cuando volví, tomamos las tostadas, pero a palo seco, ya que aunque en los cupones ponía “desayuno de 6:30 a 9:30”, a las seis y media no está listo, sino que se ponen a hacerlo. Por lo tanto, las cafeteras aún no habían colado todo el café, los termos para el té ni siquiera estaban en el mostrador y la fruta y los zumos seguían en la cocina. Continue reading